LO QUE SOMOS EN CRISTO │ PARTE 12


RENOVANDO NUESTRA MENTE DE LA CONCIENCIA DE PECADO

¿Qué significa desarrollar una Conciencia de Justicia y dejar de desarrollar una Conciencia de Pecado?

Sobre el tema he escuchado definiciones y críticas muy erradas por lo que es bueno revisar lo que realmente dicen las escrituras al respecto. Debo aclarar que “no desarrollar conciencia de pecado” no significa que “no me interesa si peco o no” o que “no me afecta el pecar” o “que ya no existe el pecado”, o cosas parecidas, todo lo cual son malas interpretaciones del tema, y no es lo que la Palabra de Dios o nosotros enseñamos. Veamos las escrituras.

Hebreos 10:1-2 01 Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan. 02 De otra manera cesarían de ofrecerse, pues los que tributan este culto, limpios una vez, no tendrían ya más CONCIENCIA DE PECADO.

Hebreos 10:14-17 14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. 15 Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho: 16 Este es el pacto que haré con ellos Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en sus corazones, Y en sus mentes las escribiré, 17 añade: Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones.

Si queremos disfrutar del tipo de victoria que logró Pablo, tenemos que hacer lo mismo que él hizo. De otra manera, nuestra mente nos va a estar jalando hacia los ciclos viejos de pecado y derrota. Porque, a diferencia de nuestro espíritu, nuestra mente no fue renovada cuando nacimos de nuevo. Nuestra mente permaneció igual, y si no asumimos NUESTRA RESPONSABILIDAD de RENOVAR nuestra MENTE con la Palabra, nos va a estar continuamente mandando pensamientos de temores que vienen del pasado. Y puesto que nuestras vidas son moldeadas por lo que pensamos (que se convierte en lo que decimos…y lo que decimos determina nuestras actitudes y lo que hacemos), esos pensamientos y temores del pasado terminarán dictando y formando nuestro futuro.

Si no usamos el poder de la Palabra de Dios para sobrenaturalmente OLVIDAR esas cosas de la vida pasada —entonces a pesar de las PROMESAS que Dios nos ha hecho como creyentes, y a pesar del hecho de que nuestras vidas están guardadas con Cristo en Dios— estaremos condenados en esta vida, a repetir los errores y fracasos del pasado otra vez… y otra vez… y otra vez.

Cuando digo que tu debes, sobrenaturalmente OLVIDAR EL PASADO, no estoy hablando de únicamente alejarlo de tu mente por unos días o que “nunca lo recordadaras”. Lo que quiero decir es que debes olvidar en la misma forma en que Dios olvida algo. Tíralo tan lejos de ti como lejos está el este del oeste (Salmo 103:12). Arráncalo de tus patrones mentales por la sangre del Cordero que te ha perdonado y limpia tu conciencia en forma permanente por medio de la fe. AFIRMANDO lo que CRISTO ha hecho en tu vida por medio de su Obra Perfecta. Lo que eres EN CRISTO, lo que tienes EN CRISTO, y lo que puedes hacer EN CRISTO.

Continuará…


Copyright Jesús para las Naciones

LOGOPAGINAWEB.png