LO QUE SOMOS EN CRISTO│PARTE 9


DIOS MISMO ES NUESTRA JUSTICIA

Romanos 1: 17 16 Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. 17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

Este tema de LA JUSTICIA es más profundo de lo que muchos cristianos han pensado.

• El nuevo testamento está compuesto de 27 libros de los cuales la mayoría de estudiosos bíblicos concuerdan que los más importantes son los evangelios y las 14 cartas de Pablo, porque en ellas está la revelación del Nuevo Pacto que es La JUSTICIA de Dios.

• Realmente el tema de LA JUSTICIA es la CLAVE, la “piedra de toque” para toda la revelación del Nuevo Pacto. Esto significa que es de suma importancia y prioridad para todo creyente el comprender a plenitud: LA JUSTICIA. Si alguien no entiende La JUSTICIA, entonces aún no ha entendido el EVANGELIO.

• Pablo dijo que no se avergonzaba del EVANGELIO porque no solo daba salvación a los hombres, sino porque «en el evangelio la justicia de Dios se REVELA por fe y para fe,». (Romanos 1:17) Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado LA JUSTICIA de Dios, testificada por la ley y por los profetas; la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo. Romanos 3: 21-22

• Luego de citar el HECHO de nuestra REDENCIÓN en Cristo, Pablo hizo esta declaración en el Vs 26: «con la mira de manifestar en este tiempo SU JUSTICIA, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús.»

• Dios declara que EL MISMO se ha convertido en nuestra Justicia.

• Como afirmamos anteriormente, justicia significa la capacidad de estar en la presencia de Dios sin tener un sentimiento de culpa, condenación o inferioridad. Pero muchos de ustedes se preguntaran ¿Realmente es tan importante esto que trata de la JUSTICIA? ¿No será suficiente el solo saber que Cristo me salvo?

• Y mi respuesta es sí, es muy, muy importante que tú lo entiendas. Para una persona común tal vez no lo sea, pero tú no eres una persona común, y si tú quieres VIVIR UNA VIDA CRISTIANA VICTORIOSA o si te das cuenta que en el ministerio que el Señor te encargo necesitas hacer DISCÍPULOS CONSISTENTES, entonces es necesario e importante saberlo y entenderlo.

EL DRAMA ENTERO DE LA REDENCIÓN SE RESUME EN ESTO: 1. Una gran tragedia aconteció cuando el hombre peco, se separó de la comunión con el padre. 2. El hombre debe ser RESTAURADO a una PERFECTA COMUNIÓN con el Padre, y debe además hacerse en términos LEGALES.

• Cualquier OBRA que no restaure al hombre a una RELACIÓN perfecta y una COMUNIÓN perfecta en términos legales, no es digna del padre y no podrá elevar al hombre al lugar que Dios ha planeado para él.

• El objetivo de la justicia es darle al hombre RELACIÓN Y COMUNIÓN a través de la REDENCIÓN en Cristo.

• Por esto se produjo: 1. La encarnación, 2. El ministerio público de Jesús y luego 3. La cruz, donde EL FUE HECHO PECADO. (En la CRUZ Jesús permaneció bajo juicio hasta morir) 4. Luego fue al infierno y permaneció allí hasta que FUE HECHO JUSTO. 5. Cuando fue declarado JUSTO y RESUCITO, nuestro adversario el diablo FUE VENCIDO.

• Sabemos que Jesús FUE HECHO PECADO CON NUESTRO PECADO.

• También sabemos que tuvo que ser HECHO JUSTO para volver a entrar en la presencia de su padre, luego de su resurrección vino a ser LA CABEZA DE LA NUEVA CREACIÓN.

• Si JESÚS, que había estado muerto espiritualmente y hecho PECADO con nuestro pecado, pudo ser hecho JUSTO y RESTAURADO a una perfecta RELACIÓN Y COMUNIÓN con el Padre, entonces en términos legales, Dios puede RECREARNOS y darnos (en Cristo) la misma JUSTICIA y COMUNIÓN que ahora tiene Jesús. Amén.

Continuará…

Bendiciones, Ps. Julio H. Aquije


Copyright Jesús para las Naciones

LOGOPAGINAWEB.png