Lo que somos en Cristo│Parte 4


«Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree;

al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe,

como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.»

Romanos 1:16-17

La justificación es: “La capacidad de estar en la presencia de Dios Padre sin sentimiento de culpa ni de inferioridad ni temor.”

• Una persona justa es aquella que tiene “una posición correcta ante Dios”.

• Sin la justificación, la amistad con Dios es imposible. Adán fue creado con esta clase de posición; pero después de su desobediencia, tuvo miedo ante Dios por culpa del PECADO que ya entonces estaba en él (Génesis 3:10). Él ya no estaba en posición correcta ante Dios, así que la amistad que tenía con Dios había sido destruida.

• Ahora antes de que se pudiera re-establecer la amistad con Dios era necesario sustituir el PECADO con JUSTICIA. De eso se trata la historia de la REDENCIÓN hecha por Dios: Dios quitó del hombre el PECADO que lo separaba de Dios y los sustituyó con Su propia JUSTICIA, a través de la Obra Completa de Cristo en la Cruz.

• El ¿cómo logró Dios esto? y ¿cómo se mantuvo justo al hacerlo?, nos es revelado en el mensaje del “evangelio” (buenas noticias) del Nuevo Testamento.

Durante muchos años se ha predicado el evangelio como una revelación del pecado en el hombre. Muchos predicadores han gastado grandes cantidades de tiempo y formas diciéndonos del mal que hay en el hombre. Sin embargo, en su carta a los Romanos, Pablo nos muestra que el EVANGELIO, en vez de ser una revelación del pecado, es una REVELACIÓN DE JUSTIFICACIÓN. Pablo nos explica como Dios puso SU JUSTICIA al alcance del hombre por medio de LA FE EN JESUCRISTO.

“Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios

por medio de nuestro Señor Jesucristo;…

Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte,

mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo,

los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.

Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres,

de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida.” ‭‭Romanos‬ ‭5:1, 17-18‬ ‭

Volvamos a leer detenidamente Romanos 1:16-17 “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.”

Todo creyente debe profundizar su comprensión de esta revelación. Dios les ha impartido su propia justicia y por lo tanto pueden estar correctamente ante Él. El deseo de Dios es que sepamos esto, que podemos “…acercarnos, pues confiadamente al trono de la gracia” (Hebreos 4:16), a la misma presencia de Dios, liberados del miedo, culpa, inferioridad y temor que experimentó Adán después de pecar.

Continuara…

Bendiciones, Ps. Julio H. Aquije.


Copyright Jesús para las Naciones

LOGOPAGINAWEB.png